Buscar
  • +moda

Influencers virtuales en el ojo de la polémica


Son cada vez más apreciados por los departamentos de marketing y publicidad de las marcas, sin embargo, desde el punto de vista legal, esta nueva forma de comunicación comercial plantea una serie de riesgos que deben ser neutralizados por las empresas contratantes.


Los avatares son creaciones digitales de una agencia desarrolladora de marketing, diseño gráfico o de efectos especiales, y, por tanto, están sujetos a derechos de propiedad intelectual e industrial.


La protección legal de los avatares, al no existir una regulación específica, se defienden igual que cualquier personaje animado. Lo recomendable, en este sentido, es registrar como marca comercial el nombre o la apariencia del influencer virtual, tal y como hizo el año pasado Brud, la start-up que está detrás de Miquela.


Pero los problemas legales de estos personajes van más allá de las posibles disputas por sus derechos de autor. Si una marca quiere contratarlos, debe tener en cuenta una serie de cautelas para evitar sorpresas de última hora. Es aconsejable seguir previamente su perfil en redes y demás publicaciones para asegurarse que sus mensajes encajan con los valores de la compañía.


#somosmasmoda #fashionnews #fashionbusiness

0 vistas

© 2020 +moda | Todos los derechos reservados.